El tipo de bombilla que elijamos puede hacer que disminuya nuestra factura de la luz y que ahorremos energía. Pero hay mucha gente que todavía no sabe las diferencias entre las muchas bombillas que nos encontramos en el mercado, y lo más importante, desconocen cuál de ellas nos permite ahorrar y reducir la contaminación. ¿Eres una de ellas? Te interesa seguir leyendo este post y conocer que tipos de bombillas para ahorrar energía puedes comprar.

Bombillas incandescentes, halógenas, de bajo consumo o LED. ¿Cuál eliges?

Para elegir el tipo de bombilla que más se adapta a tus necesidades deberemos saber primero sus características. ¿Cuál da más luz? ¿Cuál es más económica? ¿Cuál tiene la vida más larga?

Vamos a intentar dar respuesta a tus dudas y ayudarte con esta elección.

Bombillas incandescentes

Son las bombillas clásicas, las de toda la vida. Fueron prohibidas en 2012 en toda la Unión Europea por su alto consumo energético y por ser ser nocivas para el medio ambiente. Una de sus ventajas es su bajo coste, pero tenían también una escasa duración.

Bombillas de bajo consumo

Las Lámparas Fluorescentes Compactas (LFC) o fluocompactas llegaron al mercado con el nombre de bombillas de bajo consumo. Tienen un consumo de hasta un 80% menos que las bombillas incandescentes y una vida útil de entre 10000 y 15000 horas. Su principal inconveniente es que tardan tiempo en alcanzar la máxima intensidad y suelen dar una luz que altera la percepción de los colores.

Bombillas halógenas

Las bombillas halógenas tienen un consumo energético un 40% inferior que el de las bombillas incandescentes. También fueron prohibidas en septiembre de 2018. Una de sus ventajas es su pequeño tamaño y su luz cálida. Lo que la convierte en una buena alternativa. Entre sus principales inconvenientes están la duración (alrededor de las 2.000 horas) y que generan bastante calor.

Bombillas LED

Son la última moda en bombillas y las que más te ayudarán a ahorrar más energía, aunque esra no es su principal ventaja. Las bombillas Light Emitting Diode (LED) pueden hacerte ahorrar hasta un 80% de electricidad respecto a las bombillas incandescentes, pero lo mejor es que su duración puede alcanzar las 50.000 horas.

Pero como todas, tenía que tener un inconveniente. ¿Cuál? El precio. Aunque este factor a la larga se amortiza gracias a su gran durabilidad.

Hay que tener en cuenta que cuantos más vatios tenga una bombilla, más energía consume. En el caso de una bombilla LED de 10 W, por ejemplo, conseguirás la misma luminosidad que con una incandescente de 60 W, pero te costará mucho menos.

Esperamos que con esta información te ayudemos a ahorrar en el consumo de energía y en tu factura.

Entradas relacionadas

  • tipos de bombilla

    Bombillas para ahorra energía

    El tipo de bombilla que elijamos puede hacer que disminuya nuestra factura de la luz y que ahorremos energía. Conoce las diferencias entre las muchas bombillas que nos encontramos en el mercado.

    Ir a enlace
  • Qué echar en cada cubo de basura

    Reciclar muchas veces no es fácil y hay determinados productos que siempre nos generan dudas. Con este artículo sabrás lo que tienes que echar en cada cubo de basura.

    Ir a enlace
  • limpieza en comunidad de vecinos

    La limpieza en la comunidad de vecinos

    La limpieza de comunidades y tenerlo entre los puntos importantes para la convivencia entre vecinos es un aspecto clave y hay que tenerlo en cuenta por diferentes motivos que te explicamos en este artículo.

    Ir a enlace